KIRSCH

Ingredientes:

2 litros de aguardiente
500 gr. de huesos de cereza
250 gr. de huesos de albaricoque

Elaboración:

Machacar los huesos de las cerezas una vez bien
limpios y ponerlos en infusión con el aguardiente
en una damajuana o frasco de cristal.
Dejarlos tres semanas en maceración.

Pasado este tiempo se añaden los huesos de
albaricoque enteros. Dejar macerar durante
dos meses y después filtrar y envasar.

Este aguardiente de cerezas tiene aplicaciones
culinarias como: la fondue de queso y platos de caza.